Mandé todo a la mierda | Joel Estrada

Estaba solo, pero con el resto. Aprendí a vivir alejado. Tomaba su mano, pero ella ya no quería sostener la mía. Así pasé la primera mitad de mi vida; la otra mitad, siendo invisible y desechable, un objeto intercambiable por cualquier cosa. Continúa leyendo Mandé todo a la mierda | Joel Estrada