Lectio ultratumba – Solcan Jair

Estar presente y de rodillas ante lo sacro
aquello ante lo que se entrega sin pensar
lo propio y sin cesar, resquebrajándose uno
para encontrar la verdad, en el sacrificio

Crece imperante, el cuestionar la existencia
porque acechante está el mutuo oprobio
y tentador el opio, la sinvergüenza fatídica
compartida mi culpa, ¡llévame santidad!

 Como la fábula tibia, siendo remendada
para apaciguarme, y no gritar más
¡Dejóme lustrar, por vivos y muertos!
 
¡No robes el beso, que muero por darte!
Yo presto a tu ángel, cuando equilibrarte
sea siempre una aurora, y su cantilena

Sobre el autor

Nací en un pueblo de Veracruz húmedo y asolador. Emigré a la Atenas veracruzana a los cuatro años, donde aprendí a cultivar la pintura, la música y la literatura, enamorándome de dichas formas de manifestar el poder de creación del que gozamos como especie. Creo en el misticismo religioso y en la transmutación del dolor a través de la fe, ciega de preferencia. Soy hombre casado y de familia, siervo de Dios. El 90 % de mis amigos son caninos. Respirar y sentir que inhalo y exhalo junto con el mundo es mi idea de paz terrena. Practico —ya sea dormido o despierto— el jazz y el ensueño.

Deja un comentario