Damnatio Memoriae – Paulina Mora

Quiébrame en treinta pedazos y repártelos entre los escombros,

entiérrame en aquellos recuerdos a los que nunca visitas,

díctame sentencia de olvido,

conviérteme en damnatio memoriae,

sopla sobre los restos del pasado,

aleja a los demonios que tienen mi rostro,

arranca las malditas páginas que escribimos en tu cama,

olvida que nos recitamos en el oído,

incinera cada resquicio de tu piel donde fuiste tocado por mi amor,

vulnera aquellos puentes que dejaste levantados para que yo pasara,

destruye las letras que te escribí,

quema el libro que te dediqué,

esconde mi risa en una cajita de cristal,

maldíceme cincuenta y un veces con tu mano en el corazón,

cierra todas las puertas donde grabamos nuestros nombres,

dile a la poesía que no toque tu puerta,

susurra su nombre pensando en mis caderas,

sepulta el lenguaje olvidado,

borra de tus líneas la curva exacta que nos conectaba,

elimina de una vez mi número,

retira de la cortina el futuro compartido,

sustituye nuestros besos por otros más sinceros,

por los besos de ella,

pronuncia esas dos palabras,

olvida que en algún tiempo pasado existió un nosotros,

finge otro amor,

pulveriza el destino que ya no,

bombardea con esos bellos ojos la grandeza que alguna vez fuimos,

haz todo eso,

repite la lista trece veces,

y con tu voluntad de acero

y tu sonrisa de encanto

dime que te perdí,

y que no hay forma alguna de recuperarte.

Deja un comentario