Soledad – Solcan Jair

Me permites tanto
¡oh soledad mía!
todas mis manías:
mi sed, mi llanto en
canto al viento rodado

Sostienes en mis lágrimas
una cruenta intención;
el tósigo de arcano mana
¡oh soledad brava! que palpitas
y con ello flechas
a mi corazón

Una sanción telúrica
cual lluvia precipitas
en mí, soledad famélica
y en todas mis naciones

Es para mí tu burla efímera
compañía payasa, somera y ridícula
ante la brisa eterna, de la luz
que todo contempla

Sobre el autor

Nací en un pueblo de Veracruz húmedo y asolador. Emigré a la Atenas veracruzana a los cuatro años, donde aprendí a cultivar la pintura, la música y la literatura, enamorándome de dichas formas de manifestar el poder de creación del que gozamos como especie. Creo en el misticismo religioso y en la transmutación del dolor a través de la fe, ciega de preferencia. Soy hombre casado y de familia, siervo de Dios. El 90 % de mis amigos son caninos. Respirar y sentir que inhalo y exhalo junto con el mundo es mi idea de paz terrena. Practico —ya sea dormido o despierto— el jazz y el ensueño.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s