Descripciones – Emily Cabrera M.

De repente estacioné. La idea era despedirnos, que se bajara del auto, y dijéramos un sutil «que pases lindo, nos vemos». Pero algo pasó, algo mágico. Y es que en el medio de esa noche que parecía interminable, inconfundible, una noche que terminaba pero que daba lugar a un comienzo sin fin, decidiste preguntarme con la dulzura que te caracteriza si podíamos darnos un beso.

Abrimos nuestras bocas como si no hubiera un mañana, y nos dimos un beso que, más que pasional, contenía vida. Ese era el soplo de confianza, ese era el concepto de renovación del amor, este era el hombre que la vida había elegido para mí y yo, sin más, no pude decir no, no pude decir nada porque su fuerza me abrazó, me atrapó, y nuestras energías se fundieron en un para siempre, en un futuro lleno de posibilidades y aventuras.

Fue el beso más sincero de mi vida, porque fue un beso sin miedos, sin tapujos, sin trampas, sin barreras. No era un beso que encerraba otras pasiones, fue un beso per se, un beso dulce que contenía la magia de todos los besos del mundo, de todos los besos futuros.

Casi ocho meses después, sé que tus besos van a ser el alimento que siempre voy a pedir, y la honestidad de tus palabras son el mantra que necesito para estar tranquila.

No hay mayor meditación que amarnos.

Sobre la autora

Emily Cabrera M., de Montevideo, Uruguay. Profesora de literatura. Máster en literatura comparada y crítica cultural, egresada de la Universidad de Valencia.

Escritora ocasional de poesía y prosa poética.

¿Por qué escribo? Porque busco hacer decible lo inefable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s