Déjame ir – Daniela Chesniuk

Permíteme fallar, caerme, y darme cuenta de que mis rodillas ya no amortiguan mis golpes, como en épocas de niña; déjame darme cuenta de que no puedo con todo, de que el tiempo se me acaba, de que las madrugadas a veces tiran dardos en mi contra, y aunque todo se me venga encima con el peso natural que tiene el caos por sí mismo, permíteme lanzarme una vez al abismo, sin la daga por la espalda y los ojos bien abiertos.

Creo que los segundos pasan, como pasa la vida, he tenido tantas cadenas… que se me gastaron un poco los dientes como para roerlas a todas, a veces me olvido de que en realidad no tengo alas, y que juego al borde del abismo, por vaya a saberse qué locura instalada en mi mente. Quizás hasta hay días en los que me tiro de cabeza a la cama y me inundo en las sábanas, me ahogo, me asfixio, y la irresponsabilidad que me grita mi mente es un salvavidas hirviendo. No quiero una canoa con espinas en donde tener que hacer equilibrio con mis pies sangrantes, porque a veces quisiera poder ahogarme, decir “no puedo”, y respirar en medio de la pausa que solo hacen dos desastres, antes de colisionar en mis instantes catastróficos.

Por eso, déjame fallar, volver, caer, crear; déjame saber que no puedo las veces que he dicho que sí, porque mi mente no armará remos de los árboles de criticas, que crecen a un costado de las orillas donde decido ahogarme, y un abrazo tal vez pueda salvarme la vida, pero por el momento, querida yo, déjanos tirarnos, destrozarnos, rendirnos, gritar, follar, amar, odiar, caer, volar, pero, sobre todo… sobre todo, déjame fallar, para demostrar que puedo darme otra oportunidad.

Sobre la autora

Soy de Argentina. Para ser más precisa, de una pequeña ciudad dentro de Córdoba. Futura estudiante de letras modernas, si todo sale bien. ¿Que por qué escribo? Simplemente para ser. Las letras son mi cable a tierra, no sería yo sin ellas, pero sé que, aunque no las expresara, ellas siempre serían parte de mi. Escribo porque no puedo gritar todo lo que se me pasa por la cabeza, y estos escritos un poco desastrosos, son mi granito de arena para con el mundo, si puede llegar a leerme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s