A una foto sin remitente – Edwin Yllescas Salinas

Cuando muera, cuando tú mueras en alguna forma
se desvanecerá el mural de la vida
El vino, el Jordi, la amistad, la alegría
el encanto de atinarse después de siglos
Lo sabido con Gracia que niega el saber

todo eso tendrá sobre la tierra su personal cajón

quedará flotando en amigos sacados de un salmo

no es mucho, pero es lo único dado en la tierra

Un nuevo tono habrá de reemplazarnos

el futuro juntará los residuos de varias acuarelas

tratará de encontrar, inútilmente aquel viejo color

De diversas maneras revolverá su mezcla de hoy

y, tuerce aparte el color ido nunca será el de ahora

Cuando nos marchemos el color se va con nosotros

el mundo, Jordi será más pálido, o simplemente

su brillo será diferente, pero la foto y su fotógrafo

existirán para siempre en el ojo que pueda vernos.

Sobre el autor

Uno de los poetas más representativos de la generación de los 60, y referente de la poesía nicaragüense. Se dio a conocer como periodista, abogado, poeta y narrador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s