Cuerpo invisible – poema de Irma Danielys

Cada vez más ligero tú velozmente corrías
por los campos secos del verano inmortal
hasta que diste el salto que te permitió mirar dentro de ti.

Cuerpo invisible
que flota y avanza junto a nubes de seda,
sobre un amasijo de espinas y sangre.
Vértigo de voces que abajo braman.
Vértigo de rostros que mutan indescifrables.

El cuerpo cierra los ojos y se aleja,
va a donde nadie sabe.

Cuerpo invisible
que flota como un secreto,
flota y cuelga del aire.

Irma Danielys

Deja un comentario