Poesía

Ella no merece mentiras | Fido

Me pregunto, ¿quién ha sido el cobarde que derrochó elocuencia para cortejarla si al final iba a huir? ¿Quién tuvo las agallas de causarle ese daño imborrable a su bondadoso corazón?

Nuevamente su profundo dolor lo lleva escrito en sus ojos, va por ahí desganada, con la sonrisa extraviada quien sabe dónde, taciturna, lleva la autoestima como la novia de vestido largo, arrastrándolo por el piso.

Todo se le vino abajo, la volvieron a tirar del pedestal en que su diosa bailoteaba, sus ilusiones acabaron hechos añicos y arrojados por la borda, sus días ya no tienen las horas de antes porque ahora la noche es más amplia, no existen más mariposas en su estómago sino dolor por el llanto que va perdiendo en la alfombra de su sitio.

Qué dolor le volvieron a provocar. Me pregunto, ¿quién ha sido el cobarde que derrochó elocuencia para cortejarla si al final iba a huir? ¿Quién tuvo las agallas de causarle ese daño imborrable a su bondadoso corazón? ¿Quién fue el ciego que no pudo observar el arte que ella es? ¿Quién le regaló falacias de amor?

Confío en que ella se merece demasiadas cosas, pero no lo que ese imbécil le causó, no lo que ese vil le hizo al final.

Ella no merece mentiras para que la hagan sonreír.

Fido

0 comments on “Ella no merece mentiras | Fido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: