Mi aforismo favorito | Aldo Ambros

Me gustaría que algún día todas las personas pudieran ver a través de tu alma, para que admiraran tu belleza y comprendieran la totalidad de lo que estás hecha, de cómo se ha ido forjando la estructura de tu corazón con base en todas las batallas que has ido peleando y ganando para llegar hasta el punto donde estás ahora. Me gustaría que algún día pudieran aquilatar todos los días de lluvia y todas las noches de desvelo que has atravesado sin desistir para construir tus sueños, aquellos sueños que solo las personas valientes como tú se atreven a ir por ellos y los consiguen durmiendo un poco menos que el resto de la gente.

Que no eres solo una chica de aspecto dulce con una sonrisa resplandeciente, que a simple vista tienes la apariencia de ser alguien demasiado frágil que le teme a la mayoría de los insectos y a las películas de terror, pero que detrás de esa imagen tierna eres una guerrera aguerrida que ha luchado siempre con la cara en alto ante los desafíos de la vida sin recibir ningún reconocimiento a cambio, eres una heroína que, sin usar antifaz y sin tener superpoderes, has ido salvando un poco a cada persona que necesita ayuda, las has ido salvando más de lo que te salvas a ti misma, pero lo has hecho porque esa es tu naturaleza, porque así es la forma de tu corazón y no necesitas obtener algún pago, ni siquiera aplausos, te basta con ver dibujada una sonrisa sincera y saber que has creado un poco de felicidad.

Es algo increíble que, a pesar de ser una buena chica, te han roto el corazón en varias ocasiones, pero es mucho más admirable cómo has sobrevivido y has renacido desde tus escombros cuando solo querías morirte después de cada desilusión. Eres prueba fehaciente de tenacidad como la que nos muestra la naturaleza cuando hace crecer árboles que han logrado romper asfaltos y flores que se adhieren a las paredes, le has dado un nuevo sentido a cada una de tus cicatrices y ha quedado escrito en ellas que estás hecha de acero, las has llenado de vida y has vuelto a florecer.

Por todo esto, me encantaría que la poesía algún día alcanzara a describirte y quedaras plasmada entre sus líneas para siempre, porque mereces un homenaje en nombre de todas las mujeres que, como tú, van mejorando un poquito este mundo. Por todo lo que eres y por todo lo que aún vas a llegar a ser, serás siempre mi aforismo favorito: algunas veces eres la niña frágil y pequeña, otras veces eres la mujer invencible e infinita.

Aldo Ambros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s